ADELGAZAR con Muy delgada .com

AdelgazarRecetas para adelgazarPastillas para adelgazarDietas
Dietas para adelgazar, recetas vegetarianas, comida baja en calorías, alimentos poco calóricos, pastillas para adelgazar, bajar de peso, recetas hipocalóricas, cocina dietética, reducir barriga, eliminar grasas, famosas gordas, famosas anoréxicas.
[Elige tu dieta] - [Pastillas adelgazantes efectivas] - [Suplementos vitamínicos] - [Tés e infusiones adelgazantes] - [Gasta calorías] - [Controla la ansiedad] - [Recetas bajas en calorías] - [Recetas cocina vegetariana] - [¿Estás en forma? Compruébalo] - [Famosas: su antes y después de la dieta] - [Tu peso ideal] - [Anorexia] - [Bulimia] - [Obesidad] - [Las dietas] - [Ejercicio físico]

LIPECTOMÍA

La liposucción o succión de grasa

La lipectomía por asistencia de succión, también conocida como liposucción, succión de grasa o lipectomía de succión, es una técnica que se utiliza para extraer depósitos de grasa no deseados de las áreas superficiales del cuerpo, incluyendo el mentón, el cuello y las mejillas; la parte superior de los brazos y la parte superior de los senos; el abdómen, los glúteos, las caderas, los muslos, las rodillas, las pantorrillas y los tobillos.

La liposucción no se utiliza como un substituto de la reducción de peso sino como un método para extraer grasa localizada que no se elimina fácilmente por medio de dietas o ejercicio.

¿Quiénes pueden hacerse una liposucción?

La liposucción puede mejorar su apariencia y la confianza que tienes en sí misma. Sin embargo, no cambiará necesariamente su apariencia a una forma ideal, ni puede hacer que otras personas la traten de forma diferente. Antes de decidirse por una lipectomía, piense cuidadosamente en sus expectativas y discútalas con su cirujano.

Las mejores candidatas para la liposucción son personas con un peso relativamente normal pero que tienen bolsas con exceso de grasa en áreas específicas. Debe estar físicamente saludable, psicológicamente estable y ser realista con sus expectativas. Si tiene una piel firme y elástica se obtendrán mejores resultados en el contorno (la piel que ya cuelga antes de la cirugía no adquirirá la forma de los nuevos contornos del cuerpo y podrá requerir un procedimiento adicional para retirar quirúrgicamente el exceso de piel, lo que dejará cicatrices visibles).

La lipectomía por succión no se recomienda si le han hecho recientemente otra cirugía en el mismo lugar, si tiene mala circulación en esa área, o si tiene un soplo en el corazón o en los pulmones.

También debe comprender que la liposucción por sí misma no mejorará la piel en forma de grumos conocida como celulitis, aunque ciertos cirujanos plásticos ofrecen otras técnicas que pueden mejorarla.

Ciertas mujeres se hacen una liposucción debajo del mentón, en las caderas, los muslos, el estómago, por debajo del brazo y en el área de los senos.

Peligros de la lipectomía

La lipectomía por asistencia de succión se realiza con un nivel de seguridad normal, siempre y cuando los pacientes sean elegidos cuidadosamente, la sala de operaciones esté bien equipada y el médico esté entrenado en operaciones para cambiar el contorno del cuerpo así como en cirugía general. Sin embargo, en raras ocasiones este procedimiento puede ocasionar un trauma severo, particularmente cuando se succionan múltiples áreas o áreas extensas a la vez.

Las complicaciones son infrecuentes, pero posibles, como la acumulación de fluidos (que deben ser drenados) y el daño a la piel. Aunque las complicaciones serias son poco frecuentes, las infecciones o la pérdida excesiva de fluidos pueden conducir a enfermedades graves.

Se pueden reducir los riegos eligiendo un cirujano plástico cualificado y que tenga autorización para realizar operaciones de liposucción en un hospital reconocido.

Las cicatrices de una liposucción son pequeñas y se localizan estratégicamente para que queden cubiertas, incluso cuando se usa un bikini. Sin embargo, pueden ocurrir otros problemas cosméticos aún cuando su doctor tenga gran destreza en estas operaciones. Estos problemas pueden ser la formación de pliegues o la caída de la piel sobre el área tratada, así como cambios de pigmentación (tales como manchas color café) que pueden ser permanentes si se exponen al sol. Hay veces en que se requiere una segunda operación cuando hay una asimetría (un contorno o forma disparejos).

Planificación de la lipectomía

Durante la consulta inicial para una liposucción, el cirujano plástico evaluará su salud, determinará dónde se encuentran los depósitos de grasa y determinará cuidadosamente el tono de su piel. Su doctor le debe explicar cualquier método alternativo que se use para dar un nuevo contorno al cuerpo que pueda ser apropiado en su caso (tal como una abdominoplastia o un estiramiento del estómago), y le hablará de la mejor combinación de procedimientos para usted. Sea sincera cuando hable de sus expectativas con su cirujano. El médico debe ser igual de sincero describiendo el procedimiento en detalle y explicando los riesgos y limitaciones.

Su cirujano también debe explicar la anestesia que utilizará, el tipo de sala de operación donde realizará la cirugía y los costes involucrados. Durante esta consulta inicial, cerciórese de informar a su cirujano sobre los momentos en los que haya ganado o perdido grandes cantidades de peso. También debe informar a su cirujano si fuma, si está tomando medicamentos, vitaminas u otros fármacos o drogas. No dude en hacer a su doctor cualquier pregunta que tenga, especialmente con respecto a sus expectativas y preocupaciones sobre los resultados.

Preparación para la lipectomía

Si se le va a hacer una liposucción extensa, discuta la posibilidad de que su doctor extraiga sangre antes de la operación. Se puede usar su misma sangre para ayudar a reemplazar la sangre y otros fluidos que haya perdido durante la cirugía si su doctor lo considera necesario. Su cirujano le dará instrucciones específicas sobre cómo prepararse para la cirugía, incluyendo ciertas normas sobre lo que debe comer y beber, así como consejos sobre si puede fumar, si necesita tomar vitaminas, tabletas de hierro y ciertos medicamentos.

Si contrae un resfriado o una infección de cualquier tipo, especialmente una infección en la piel, se tendrá que posponer la operación.

Al hacer los preparativos para la cirugía, cerciórese de hacer arreglos para que alguien la lleve a casa después de la cirugía y para ayudarla durante un día o dos.

Dónde se hace una lipectomía

La lipectomía por asistencia de succión se puede realizar en la clínica de un cirujano, en un centro quirúrgico para pacientes que no se internan o en un hospital. Generalmente esta cirugía se realiza sin la necesidad de internarse. Cuando la operación abarca zonas extensas puede ser necesario que la internen en el hospital durante dos o tres días.

Tipos de anestesia para la lipectomía

Si la operación no es muy extensa (o sea que la cantidad de grasa y fluido extraídos no exceden la cantidad que su doctor defina según su salud, tamaño del cuerpo y procedimiento quirúrgico), se puede hacer la liposucción con anestesia local. Este tipo de anestesia dejará el área entumecida y será combinada con sedantes que le harán sentirse relajada. Estará despierta pero relajada, y sentirá mínimas incomodidades.

Por otro lado, ciertos cirujanos utilizan un bloqueamiento epidural similar a la anestesia que se utiliza en los partos. Si su doctor planea hacer succión en un área grande, o tratar varias ubicaciones, probablemente necesite anestesia general. En ese caso usted permanecerá dormida a lo largo de la operación.

Cómo se hace una lipectomía

La lipectomía por asistencia de succión generalmente dura de una a dos horas. Sin embargo, el tiempo requerido puede variar considerablemente, desde treinta minutos a varias horas, dependiendo del área y de la cantidad de grasa que se succione.

Para comenzar la operación, el cirujano hace una pequeña incisión, lo suficientemente grande como para permitir la inserción de un tubo vacío llamado cánula. El lado opuesto de la cánula va unido a una máquina que crea un fuerte efecto de vacío. El cirujano manipula la cánula en la profundidad de las capas de grasa bajo la piel, diluyendo la grasa y succionándola. A veces se necesitan incisiones adicionales para extraer todas las áreas de grasa. Si ha recibido anestesia local sentirá cierta vibración o fricción durante el procedimiento. También podrá sentir una sensación de ardor cuando la cánula se aproxima al músculo.

Perderá fluido junto con la grasa durante la liposucción, por lo que es crucial que este fluido sea reemplazado para evitar que su cuerpo entre en shock. Se le proporcionarán fluidos por métodos intravenosos y, si es necesario, también podrá recibir una transfusión de sangre (generalmente con sangre que haya donado por adelantado).

Post-operatorio de la lipectomía

Después de la liposucción se le puede insertar un tubo por debajo de la piel durante uno o tres días para drenar cualquier acumulación de fluido. Probablemente use una prenda elástica, faja, o malla para el cuerpo, sobre el área tratada, para controlar la inflamación y la hemorragia, y también para que su piel se ajuste a su nuevo contorno. Puede ser necesario que lleve esta prenda continuamente durante dos o tres semanas, y después solamente durante el día por varias semanas, dependiendo de las instrucciones de su cirujano.

Su doctor también podrá recetar antibióticos para prevenir una infección. No espere sentirse muy bien justo después de la lipectomía. De hecho, tendrá más peso que el normal durante un período de tiempo debido a la cantidad extra de fluidos que se le han dado. Las áreas succionadas estarán inflamadas y amoratadas, y probablemente también sienta una sensación de ardor o calor.

El dolor se puede controlar con medicamentos recetados por su cirujano, aunque aún así se puede sentir entumecida o dolorida durante algunos días. Es posible que pierda temporalmente la sensibilidad en el área succionada, pero luego se recupera. No es raro que se sienta deprimido los días o semanas posteriores a la cirugía. Trate de recordar que esto es normal y que desaparecerá al empezar a verse y a sentirse mejor.

La recuperación de la lipectomía es un proceso gradual. Su cirujano puede decirle que empiece a caminar lo más pronto posible (para prevenir que se formen coágulos de sangre en sus piernas), pero también le dirá que evite actividades más intensas durante dos o cuatro semanas. Se le retirará cualquier sutura en cinco o diez días y podrá regresar a trabajar en días o semanas después de la cirugía. El momento en el que continúe sus actividades dependerá de la extensión de su cirugía, de cómo se sienta y de lo que recomiende su doctor.

Aunque la mayor parte de la inflamación o la decoloración desaparece en uno o dos meses después de la cirugía, puede tener cierta inflamación hasta que pasen seis meses o más. Su cirujano programará visitas de seguimiento para ver si son necesarios procedimientos adicionales. Si siente algún síntoma anormal entre las visitas (por ejemplo, hemorragia excesiva o un incremento repentino en el dolor), o si tiene cualquier pregunta sobre lo que puede o no hacer, no dude en llamar a su doctor.

Nueva imagen con la lipectomía

La lipectomía por asistencia de succión es una técnica muy eficaz para darle un nuevo contorno a su cuerpo con mínima cicatrización. Los resultados pueden ser permanentes siempre y cuando usted coma con moderación y haga ejercicio regularmente. Si sube de peso, probablemente lo haga con una distribución más uniforme de la grasa en su cuerpo, y no sólo en las áreas concentradas de antes. La mayoría de las pacientes quedan muy satisfechas con los resultados de su liposucción, se sienten más cómodas con sus cuerpos y pueden vestir una gran variedad de prendas. Siempre y cuando sus expectativas sean realistas, quedará contenta con su nuevo cuerpo.

Cirugía : Rinoplastia, aumento de pecho, liposucción, párpados, lifting.

Editor: Guillermo Pérez - Política de privacidad y cookies - Aviso legal