ADELGAZAR con Muy delgada .com

AdelgazarRecetas para adelgazarPastillas para adelgazarDietas
Leptina, hormona de la delgadez, proteína de la obesidad, funcionamiento de la leptina, gen Ob(Lep), genes de la obesidad, genética del apetito, biología del hambre, reguladores del apetito, hormonas de la obesidad, las leptinas y el apetito.
[Elige tu dieta] - [Pastillas adelgazantes efectivas] - [Suplementos vitamínicos] - [Tés e infusiones adelgazantes] - [Gasta calorías] - [Controla la ansiedad] - [Recetas bajas en calorías] - [Recetas cocina vegetariana] - [¿Estás en forma? Compruébalo] - [Famosas: su antes y después de la dieta] - [Tu peso ideal] - [Anorexia] - [Bulimia] - [Obesidad] - [Las dietas] - [Ejercicio físico]

LEPTINA

La hormona de la delgadez

La leptina(de la palabra griega leptos, que significa "delgado") es una hormona protéica con una masa atómica de 16 kDa que juega un papel clave en la regulación del ingreso y el gasto energéticos, incluyendo la regulación del apetito y del metabolismo.

Los efectos de la leptina se observaron estudiando ratones obesos mutantes que crecían al azar dentro de una colonia de ratones del Laboratorio Jackson en 1950. Estos ratones eran masivamente obesos e hiperfágicos. La leptina en sí misma fue descubierta en 1994 por Jeffrey M. Friedman y colaboradores, en la Universidad Rockefeller, a través del estudio de estos ratones mutantes. El gen Ob(Lep) (Ob de obesidad y Lep de leptina) se encuentra en el cromosoma 7 de los seres humanos. La leptina se produce en el tejido adiposo e interactúa con seis tipos de receptores (denominados de LepRa a LepRf siguiendo el abecedario). El LepRb es la única isoforma receptora que contiene dominios señalizadores intracelulares activos. Este receptor está presente en varios núcleos hipotalámicos, y es allí donde ejerce sus efectos. La leptina se une al núcleo ventromedial del hipotálamo, conocido como "centro de la saciedad". La unión de la leptina a ese núcleo le da la señal al cerebro de que el cuerpo ya ha comido lo suficiente (la sensación de saciedad). Un grupo muy pequeño de personas, la mayoría pertenecientes a poblaciones con cruzamiento interno, son también mutantes para el gen de la leptina; estas personas comen casi constantemente, y pueden llegar a tener más de 45 kg de sobrepeso a los 7 años.

Los niveles de leptina circulante le dan al cerebro una indicación del almacenamiento de energía con el propósito de regular el apetito y el metabolismo. La leptina funciona inhibiendo la actividad de las neuronas que contienen neuropéptido Y (NPY) y péptido relacionado con el agoutí (AgRP); y también incrementando la actividad de las neuronas que expresan la hormona estimulante de los melanocitos α (α-MSH). Las neuronas NPY son el elemento clave en la regulación del apetito; pequeñas dosis de NPY inyectadas dentro del cerebro de animales experimentales estimulan la alimentación, mientras que la destrucción selectiva de las neuronas NPY en ratones los convierten en anoréxicos. Por el contrario, el α-MSH es un mediador importante de la saciedad, y las diferencias en el gen del receptor sobre el que actúa en el cerebro están relacionadas con la obesidad.

Aunque la leptina es una señal que reduce el apetito, en general la gente obesa tiene una concentración inusualmente alta de leptina circulante; estas personas son resistentes a la leptina, de modo similar a la resistencia de los diabéticos a la insulina. Así, la obesidad se desarrolla cuando la persona ingiere más energía de la que usa durante un periodo prolongado de tiempo, y este exceso de ingesta de comida no es disparado por las señales de hambre, prolongándose a pesar de las señales anti-apetito de la leptina. Las concentraciones regularmente altas de leptina a partir de los grandes almacenes de grasa provocan que las células que responden a la leptina se desensibilicen.

En los ratones, la leptina también es necesaria para la fertilidad en machos y hembras. En los mamíferos en general, y en los humanos en particular, la pubertad en las hembras está relacionada con un nivel crítico de grasa corporal. Cuando los niveles de grasa caen bajo un cierto límite (como sucede en la anorexia), el ciclo ovárico se detiene y las hembras dejan de menstruar. En la placenta ya se produce leptina; aumenta durante el embarazo y disminuye en el parto. Las contracciones del músculo uterino son inhibidas por la leptina.

Recientemente se ha descubierto que dormir poco puede conducir a la obesidad, ya que se incrementa el apetito debido a cambios hormonales. La falta de sueño produce la hormona ghrelin, que entre otros efectos estimula el apetito y produce menos leptina. La melatonina regula la cantidad de leptina (disminuyéndola) durante la noche.

Los niveles de leptina también pueden reflejar el balance energético individual porque actúan como un biomarcador de la grasa corporal. Varios estudios muestran que el ayuno o las dietas muy bajas en calorías producen una disminución en los niveles de leptina.

Editor: GFDL, v.o., Muydelgada.com, 2015.

El apetito / Hormona para perder el apetito (PYY 3-36) / Orexina, hormona estimulante del apetito / Ghrelin, hormona de la obesidad / Leptina, la hormona de la delgadez

Editor: Guillermo Pérez - Política de privacidad y cookies - Aviso legal