ADELGAZAR con Muy delgada .com

AdelgazarRecetas para adelgazarPastillas para adelgazarDietas
Dietas para adelgazar, recetas vegetarianas, comida baja en calorías, alimentos poco calóricos, pastillas para adelgazar, bajar de peso, recetas hipocalóricas, cocina dietética, reducir barriga, eliminar grasas, famosas gordas, famosas anoréxicas.
[Elige tu dieta] - [Pastillas adelgazantes efectivas] - [Suplementos vitamínicos] - [Tés e infusiones adelgazantes] - [Gasta calorías] - [Controla la ansiedad] - [Recetas bajas en calorías] - [Recetas cocina vegetariana] - [¿Estás en forma? Compruébalo] - [Famosas: su antes y después de la dieta] - [Tu peso ideal] - [Anorexia] - [Bulimia] - [Obesidad] - [Las dietas] - [Ejercicio físico]

BLEFAROPLASTIA

Cirugía estética de los párpados

La cirugía del párpado (conocida técnicamente como blefaroplastia) es un procedimiento que se utiliza para extraer la grasa (generalmente al mismo tiempo que el exceso de piel y músculo) de los párpados superiores e inferiores. La cirugía puede corregir la separación de los párpados superiores y el embolsamiento de la parte inferior de los ojos, que son rasgos que pueden hacerla parecer con más edad y cansancio, y que incluso pueden interferir con su visión. Sin embargo, este procedimiento no elimina las arrugas o las llamadas "patas de gallo", y apenas elimina los círculos oscuros por debajo de los ojos ni levanta las cejas caídas. Aunque puede ayudar a incrementar el doblez de un párpado superior en los ojos de personas asiáticas, no puede eliminar la evidencias de sus rasgos étnicos o raciales.

La blefaroplastia se puede realizar exclusivamente o al mismo tiempo que otros procedimientos quirúrgicos faciales, tal como el estiramiento de piel facial o la ritidectomía coronal.

Quiénes pueden hacerse una blefaroplastia

La blefaroplastia puede mejorar su apariencia y la confianza que tiene en usted misma, pero no cambiará necesariamente su apariencia de una forma ideal. Antes de decidir si va a hacerse una blefaroplastia, piense cuidadosamente en sus expectativas y háblelas con su cirujano.

Los mejores candidatos para la cirugía del párpado son hombres y mujeres físicamente saludables, psicológicamente estables y realistas en sus expectativas. La mayoría de los candidatos tienen 35 años o más; sin embargo, si los párpados caídos son típicos de los rasgos de su familia, puede decidir someterse a la cirugía del párpado a una edad más temprana.

Hay ciertos trastornos médicos que pueden hacer que la blefaroplastia sea más arriesgada, como los problemas de la tiroides (como el hipertiroidismo y la enfermedad de Graves), los problemas de falta de humedad en el ojo o falta de lagrimeo, la alta presión sanguínea u otros trastornos de la circulación, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes. La retina desprendida o el glaucoma también requieren de más precaución antes de una blefaroplastia, por lo que debe consultar al oftalmólogo antes de hacerse la operación.

Riesgos de la blefaroplastia

Las complicaciones menores que ocasionalmente ocurren después de una blefaroplastia incluyen visión doble o borrosa durante algunos días, inflamación temporal de la esquina de los párpados y una pequeña asimetría en la recuperación o cicatrización. Pueden aparecer pequeños puntos blancos después de retirar las suturas, pero su cirujano los puede extraer fácilmente con una aguja muy fina.

Después de la cirugía, algunos pacientes tienen cierta dificultad para cerrar los ojos cuando duermen; en raros casos este trastorno podría ser permanente. Otra complicación muy rara es el ectropión, que es un estiramiento hacia abajo de los párpados inferiores. En este caso podría ser necesario realizar una operación adicional.

Cómo planificar la cirugía del párpado

La consulta inicial con el cirujano plástico es muy importante, ya que éste necesita un historial médico completo para verificarlo antes de la operación y estar listo para darle la información necesaria. Asegúrese de informar a su cirujano si es alérgica a algo, si está tomando vitaminas, medicamentos (ya sean recetados o cualquier otro fármaco), así como si fuma.

Durante la consulta con el cirujano, una enfermera le hará un examen de la vista y se evaluará su capacidad para generar lágrimas. También debe proveer cualquier información relevante de su oftalmólogo o los resultados más recientes de su examen de vista. Si usa lentes comunes o de contacto, asegúrese de llevarlas.

Deberá hablar sobre sus metas y expectativas de esta cirugía y discutir si es necesario tratar los cuatro párpados o solamente los párpados superiores o inferiores, y si es apropiado realizar procedimientos adicionales. Su cirujano le explicará las técnicas y la anestesia que utilizará, el tipo de instalación donde se realizará la cirugía y los riesgos y costes involucrados.

La mayoría de las pólizas de seguro no cubren cirugía del párpado, a menos que puedan comprobar que la caída de los párpados superiores interfieren con la visión.

Preparativos para la cirugía de los párpados

Su cirujano le dará instrucciones específicas sobre cómo prepararse para la cirugía, dándole normas sobre lo que debe comer y beber, así como si puede fumar y si es conveniente o no tomar ciertas vitaminas o medicamentos. Al hacer los preparativos, es conveniente que concierte la ayuda de algún familiar o amigo para su regreso tras la operación y para ayudarle en los días posteriores.

La cirugía del párpado se puede realizar en la clínica del cirujano, en un centro quirúrgico de día o en un hospital. Rara vez requiere que se interne al paciente.

Tipos de anestesia de la blefaroplastia

La cirugía del párpado se realiza generalmente bajo anestesia local, que entumece el área que rodea los ojos, junto con sedantes orales o intravenosos. Aunque estará consciente durante la cirugía, se encontrará relajada e insensible al dolor. Sin embargo, podrá sentir el estiramiento de la piel o incomodidad ocasional. Ciertos cirujanos prefieren la anestesia general.

Cómo se hace una cirugía del párpado

La blefaroplastia suele durar de una a tres horas dependiendo del grado de la cirugía. Si se va a operar los cuatro párpados, el cirujano probablemente comience con los párpados superiores y después con los inferiores. En la operación típica, el cirujano hace incisiones que siguen las líneas naturales de los párpados, los pliegues de sus párpados superiores y justo por debajo de las pestañas en el párpado inferior. Las incisiones se pueden extender hacia las "patas de gallo" o líneas que se forman al sonreír en las esquinas exteriores de sus ojos. Trabajando por medio de estas incisiones, el cirujano estético separa la piel del tejido grasoso interno y del músculo, extrae la grasa excesiva y corta la piel y los músculos caídos. Posteriormente, se cierran las incisiones con suturas muy finas.

Si tiene una bolsa de grasa por debajo de los párpados inferiores pero no es necesario extraer la piel, es probable que su cirujano realice una blefaroplastia transconjuntival. En este procedimiento la incisión se hace por dentro del párpado inferior sin dejar ninguna cicatriz visible. Este tipo de operación suele realizarse en pacientes más jóvenes, ya que tienen la piel más gruesa y elástica.

Post-operatorio de la blefaroplastia

Después de la cirugía, su cirujano puede lubricar sus ojos con un ungüento y aplicar un vendaje sobre los párpados. Es probable que sus ojos estén tensos y doloridos al pasarse la anestesia. El cirujano puede recetarle medicamentos para el dolor y para reducir la incomodidad. Si siente un dolor fuerte, llame a su cirujano inmediatamente.

Durante varios días deberá mantener la cabeza elevada y utilizar compresas frías para reducir la inflamación y la coagulación de la sangre. Esta coagulación varía de persona a persona; llega a su máximo durante la primera semana y suele durar de dos semanas a un mes.

Su cirujano plástico también le mostrará cómo limpiar sus ojos, que estarán un poco pegajosos durante una semana aproximadamente. Muchos doctores recomiendan gotas, ya que sus ojos pueden estar un poco secos al principio y notará que le arden o le pican. Durante las primeras semanas también puede experimentar lagrimeo excesivo, sensibilidad a la luz y cambios temporales en la visión como visión nublada o doble. Su cirujano hará un cercano seguimiento de su progreso durante la primera o segunda semana.

Las suturas de la cirugía de párpado se retiran entre dos días y una semana después de la operación. Una vez que se han quitado las suturas, la inflamación o decoloración que rodea a los ojos disminuirá gradualmente, sintiéndose mejor.

Después de dos o tres días ya debería poder leer o ver televisión. Sin embargo, no podrá usar lentes de contacto durante aproximadamente dos semanas, e incluso pueden causarle cierta incomodidad durante más tiempo. La mayoría de las personas pueden salir y volver al trabajo en un período de una semana a diez días. Dependiendo del ritmo al que se esté recuperando y de las instrucciones de su doctor, es posible que ya pueda usar maquillaje para cubrir la coagulación de la sangre que aún permanezca.

Es posible que desarrolle sensibilidad a la luz del sol, al viento y a otros irritantes durante varias semanas, por lo que debería usar gafas de sol y aplicar un protector especial para los párpados. Su cirujano puede decirle que mantenga sus actividades al mínimo durante tres a cinco días, y que evite actividades más intensas al menos durante tres semanas. Es muy importante evitar actividades que aumentan la presión sanguínea, como doblarse, levantar peso y practicar deportes intensos. También debería evitar el alcohol, ya que ocasiona retención de fluidos.

La cicatrización es un proceso gradual y las cicatrices pueden permanecer ligeramente de color rosa durante seis meses o más después de la cirugía. Sin embargo, luego van desapareciendo y quedando con la apariencia de una delgada línea blanca casi invisible.

los resultados positivos de la cirugía del párpado, como una apariencia más juvenil y despierta, durarán años. Para muchas personas los resultados son permanentes.

Cirugía : Rinoplastia, aumento de pecho, liposucción, párpados, lifting.

Editor: Guillermo Pérez - Política de privacidad y cookies - Aviso legal